Voluntariado Internacional

A veces queremos hacer voluntariado, pero no sabemos muy bien por dónde empezar. Muchas personas llegan a la Fundación ofreciendo su talento, sus ganas de hacer y, sobre todo, su tiempo para ayudar a los colectivos con los que trabajamos, pero una vez pasan las puertas de la Fundación se encuentran con una realidad, al menos , sorprendente.

Desde Formación y Trabajo ofrecemos la posibilidad de dedicar tu tiempo, entre otros, a mejorar la adaptación de las personas que inician una formación, a preparar pedidos de alimentos para entregar a las familias, a dotar de recursos para proteger la autoestima de madres que vuelven al mercado laboral, pero … el voluntariado de la Fundación va más allá: no sólo centra la atención directa sobre el colectivo, sino también en ayudar a mejorar la experiencia de esta persona en la Fundación.
Poniendo la atención en el apoyo a las personas que hay detrás, aquellas que hacen posible que este proyecto funcione. El apoyo a actividades técnicas y productivas permite ahorrar recursos dirigidos a estas áreas y dedicarlos a desarrollar más acción social.

En definitiva, una relación de voluntariado más dedicada a profesionalizar, a través de la aportación de conocimiento, la experiencia de la Fundación. La trayectoria nos dice que este tipo de relación favorece la creación de una forma de trabajar más óptima y eficiente sobre los colectivos que atendemos.

En la actualidad, más de 100 personas son testimonio de este compromiso único. Gracias a ellos y ellas, a su tiempo, podemos ampliar el alcance de nuestra labor social. Un punto de excelencia sin el cual la Fundación no hubiera conseguido estar donde se encuentra hoy en día.

Voluntariado Internacional