calderas gas

Calderas de gas: ¿Qué debes conocer antes de comprarlas?

Las calderas de gas son muy útiles, es por ello que hay que hacer una buena elección en el momento de comprar, para evitar algunos inconvenientes que nos pueden ayudar a ahorrar dinero mientras nos consentimos en casa. También al escoger la caldera más adecuada, contribuirás con el medio ambiente  ya que existen calderas que reducen la contaminación con bajas emisiones de gases contaminantes.

Pues bien, ahora podemos decir que la caldera de gas es solo un recipiente metálico encargado de calentar el agua, haciendo uso de combustible en este caso gas para poder lograrlo.

Funcionamiento de las calderas de gas

Por lo general la caldera es un depósito metálico cerrado en el que se puede calentar el agua. Cuando se quema el gas se calienta el agua y sale fuera del depósito, esta agua caliente será utilizada para los diferentes procesos como calefacción y agua caliente sanitaria. El gas utilizado por estas calderas es normalmente gas natural.

Entre las diferentes áreas de las calderas de gas podemos encontrar el quemador, que es una especie de mechero encargado de proporcionar la llama de la combustión, debido a la entrada del gas por una parte y por la otra del aire. Al producirse esta mezcla se genera gases calientes de la combustión que se liberan dentro del hogar de la caldera y es entonces en la zona del intercambiador cuando se calienta el agua al nivel deseado. Es el intercambiador donde el gas de la combustión cede el calor al agua, por lo que el agua entrará fría y saldrá caliente.

De igual manera, el intercambiador no es más que una tubería  larga con forma de serpentín, por donde entrará agua fría haciendo su recorrido a través de la tubería donde se va calentando con el calor de la combustión, luego esta agua caliente saldrá por los circuitos que tengamos en casa, tales como el de calefacción a los radiadores y el agua caliente para los grifos.

Por consiguiente, un circuito de radiadores de calefacción es un circuito cerrado por el cual pasa agua caliente de la caldera a los radiadores, recorriendo todos los radiadores para dar calor a la vivienda y luego entrar de nuevo a la caldera aprovechando el calor residual.

Por último, encontramos una chimenea en las calderas de gas, que es precisamente una tubería de salida hacia el exterior que permite expulsar los gases que se generan en la combustión, por lo general estos gases salen a la atmósfera.

calderas girona

calderas lleida

calderas tarragona